Etiquetas

, , , , ,


Hola a todas,

Hoy quiero confesaros cómo fue mi primera vez sintiéndome novia. Todas, o por lo menos yo, pensaba que iba a llorar que sería  emotivo, e incluso sería fácil, porque para ello me había preparado mentalmente durante mucho tiempo viendo programas de Divinity, y miles de vestidos de diferentes modist@s. He de deciros que no fue así… por mucho que lo imagines, ese día llega, te sientes extraña, desubicada o por lo menos eso me ocurrió a mí…

El primer día, fue inesperado ni siquiera programado, no imaginé que acabaría  probándome mi primer vestido de novia. Fue una tarde dando vueltas por el centro de Almería, recogiendo catálogos 2014 en Pronovias, Rosa Clará, etc, cuando en una de las tiendas se liaron a probarme vestidos, un total de 12, de los cuales medio me convenció el primero que vi colgado en la percha, el modelo Europa de Luna Novias, Rosa Clará, aquí abajo.

Modelo Europa, coste 1700 €, Luna Novias, Rosa Clará.

Modelo Europa, coste 1700 €, Luna Novias, Rosa Clará.

Me encató por el corte asimétrico, por  ese detalle de pedrería, aunque no me sentía cómoda, estupendo me quedaba!!!, pero no me veía con él, quizás por la tela, de tul rígido y un poco de encaje en la cola, muy ñoño para mí… o porque no estaba preparada.

A pesar de eso, mi madre lloró con este vestido y yo me sentía ligada emocionalmente a él, sin embargo yo no lloré ni sentí cosquilleos como esas novias de Divinity, jejej.

Pedí cita en pronovias, y  me quedé con el que menos me esperaba, fue el primero que me probé de 7, y tampoco lloré, cosa que me inquietaba, no sé si porque no quería comprometerme con el vestido, quería seguir mirando, o por la ausencia de mi padre, no lo sé pero a pesar de ver a mis acompañantes contentas con él, yo seguía sin llorar, puede que por la rapidez en la elección… el caso que yo me veía como que no era una broma y estaba probandome el vestido de mi boda, que grande palabra eh?

Así pues, fui 4 días después prácticamente sola, como siempre he estado acostumbrada a comprar, y me observé por todos los lados, antes de decidirme. El vestido, es sencillo para mí…, y fuera de lo convencional, e incluso para nada es el que yo quería o imaginaba, parte sí, parte no lo es.  Cuando veía webs de novias o catálogos nunca me hubiera fijado en él creo,  tengo que advertiros para las novias novatas como yo, que un vestido se ve puesto,  cambia mucho, y no es lo mismo las fotos que nos presentan a como realmente son los vestidos en vivo, por eso cuando te los pruebas los ves diferentes, pruebate cuantos puedas, es la única vez en tu vida que vivirás esa experiencia, yo ya lo tengo y me gustaría vivirla de nuevo. Sólo os puedo decir que me siento cómoda con él, que me identifico con el, no todas las novias tienen porqué ir de princesitas, otras simplemente nos gusta ir elegantes o simplemente diferentes.

Mi consejo para vuestra prueba, nunca digáis NO sin probartelo, nunca rechaces un vestido por feo que te parezca en las fotos, en directo los tejidos son otra cosa.

Por cierto, también os pueden hacer cualquier diseño sobre el vestido que os guste, ya sea quitar o poner tirantes, como añadir detalles o quitar algo que no os convenza, pero sobretodo, que no os importe las críticas mientras vosotras os veáis bien, en TÚ BODA, porque para eso cada una tenemos nuestra propia marca, yo soy marca Issa y en mi vestido va la rúbrica, ¿y tú?.

Pista sobre el vestido, es de pronovias 2014, jejej ;-).

Issa Per- Shopper

Anuncios